viernes, 2 de noviembre de 2012

Condenados a repetirla

Cuando se olvidan las lecciones de la historia, estamos condenados a repetirla.

Si mi memoria no me engaña, en los años setenta, el Seminario Nacional de Tecnología Educativa hizo un estudio sobre la situación del uso de los medios audiovisuales en las aulas españolas. Y encontró que el primer problema era la falta de enchufes (el segundo era la imposibilidad de oscurecer las aulas).

Pasan los años, y los problemas se repiten. ¿Cuál es hoy el primer problema para que los estudiantes utilicen sus dispositivos móviles en las aulas? La falta de enchufes y el simbolismo de las conexiones wifi.

Los gringos, siempre tan preparados ya han comenzado a instalar tomas de conexión para recargar móviles al estilo de los que hay en los aeropuertos (no españoles) (1).



Perdonadme, todos estamos tan preocupados por una visión crítica, por un uso adecuado, por una reflexión profunda y una fundamentación teórica... y yo aquí con esta vulgaridad: ¡poner enchufes!. Pero es que quizás lo único que necesitan nuestros estudiantes es que les dejemos trabajar a su modo y, en todo caso, les facilitemos el acceso a una toma de corriente.

Y, aprovechando, alguien debería decirles a los informáticos de mi universidad, que si en un edificio hay 3000 alumnos a lo largo del día, la red wifi no puede haberse concebido para quedar saturada a partir de un centenar de conexiones simultáneas.



(1)  "Colleges Install Cellphone-Charging Stations for Hyperconnected Students". The Chronicle of Higher Education. Oct. 30, 2012. http://chronicle.com/blogs/wiredcampus/colleges-install-cellphone-charging-stations-for-hyperconnected-students/40690?cid=wc&utm_source=wc&utm_medium=en

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada