lunes, 29 de abril de 2013

El dia que todos seamos "happeados"

Ash y Pollin, dos profesores de la Universidad de Massachusetts, encargaron a sus alumnos que emularan resultados estadísticos de estudios ya publicados. Thomas Herndon, un estudiante de 28 años en camino de sacarse el doctorado, decidió trabajar con un estudio de Reinhart y Rogoff, profesores de Harvard, un trabajo que "demuestra" que con elevado déficit los países no pueden crecer. Bueno, en ese estudio se están basando quienes quieren ayudarnos a elevar el PIB aplicando tijeretazos en vez de estimulando el crecimiento, con la idea, de que esa es la solución para "crecer" (no es ironía: 1*).

Pero he aquí que, ¡oh sorpresa!, el joven estudiante descubre que los alabados y citados Reinhart y Rogoff, candidatos al Nobel de economía, y gurús de nuestros políticos, simplemente se habían "olvidado" de incluir algunos datos (Australia, Canada y Nueva Zelanda). Y para completarlo, se habían equivocado al utilizar la hoja Excel (no se rían, por favor, es cierto: completaron mal algunas fórmulas de sumas en las casillas). Evidentemente, todos los errores a favor de su teoría, que ahora se cae sin remedio.

En realidad no quiero hablar de economía (si a estas alturas alguien tiene dudas sobre lo que hay detrás, lo mejor es que se lo haga mirar).

Quiero hablar de cómo un estudiante puede poner en solfa a la "autoridad académica". Y quiero felicitar a Ash y Pollin por estimular de esa forma a sus estudiantes. Y por apoyarles. Y pensar que eso nos permite soñar que quizás todavía hay esperanza. Cuando todos los grandes "gurús" de la ciencia que se llenan la boca de "epistemologías" y otros sagrados conocimientos divinos de los que son únicos intérpretes, sean (seamos) contestados por estudiantes que no aceptan sin más la autoridad, la estudian y, bien preparados, pueden rebatirla.

Ya sé que muchos de nuestros estudiantes sueñan con resolver un trabajo copiando y pegando, con emplear el menor tiempo posible en el trabajo y con poder por fin dedicarse a algo interesante como ligar. Pero quizás la culpa es nuestra por pedirles "trabajos" en vez de "pensar".

Herndon, Ash y Pollin han publicado su trabajo y se les cita por las tres iniciales: HAP. Y ya se ha creado una expresión: "to get happed" ("ser hapeado"), es decir, que alguien te señale tus errores.


Kenneth Rogoff, en el World Economic Forum Annual Meeting Davos 2009. Word Economic Forum, bajo licencia CC en http://www.flickr.com/photos/worldeconomicforum/3488073851/
Carmen Reinhart, en el Dealing with America's Debt Overhang, 2009. New America Foundation, bajo licencia CC en http://www.flickr.com/photos/newamerica/3926576796/
Thomas Herndon, en una de sus fotos que circulan por la web pues nunca ha ido a ninguno de esos sitios. Reproducida sin indicación de autor o propiedad por la BBC. http://www.bbc.co.uk/news/magazine-22223190









(1*)
Atención, esa frase puede sonar irónica pero no lo es. Es como decir que para ayudar a un esclavo cargado con una piedra muy grande lo mejor es ponerle otra piedra encima y pensar que de esa forma llegará mejor a la cima de la pirámide. Pirámides, esclavos, trabajadores, PIB... ¿cuál es la diferencia? Siempre ha habido quien manda, quien lleva el látigo y quien acarrea piedras. Aunque ahora los nuevos dioses se llamen "Ciencias Económicas" y sus sacerdotes residan en Harvard.

(2*)
La noticia en El Pais, el 28 de abril de 2013:
http://economia.elpais.com/economia/2013/04/26/actualidad/1366984629_256082.html
Y en la BBC, 19 abril, 2013:
http://www.bbc.co.uk/news/magazine-22223190


1 comentario:

  1. Había leido la noticia, pero realmente lo que me parece interesante es que existan profesores con perspectiva didáctica e interes por el aprendizaje y no por los contenidos y su repetición. Totalmente de acuerdo con la idea de que si un examen (o trabajo) puede ser copiado ... merece ser copiado.

    ResponderEliminar