miércoles, 21 de agosto de 2013

Los chicos no pueden utilizar los computadores

Los chicos no pueden (no moral, sino realmente) utilizar los computadores... y esto es lo que debería preocuparle. Al menos eso dice Marc Scott en una divertida entrada de hace 3 semanas que ya tiene más de 1000 comentarios (1* -en Inglés).

Hace un breve repaso a su vida como solucionador de problemas informáticos de colegas docentes, familiares y demás. Divertido. Y plantea, sin suponerlo, el mayor problema o reto al que nos enfrentamos los seres humanos.

En resumen: si hace treinta años sólo unos pocos tenían computadores pero la mayoría de estos usuarios sabían como utilizarlos, ahora una mayoría (léase, según países) tienen esas máquinas (o similares: tabletas, smartphones...) pero sólo unos pocos saben utilizarlos. Esto quiere decir que no saben solucionar los más elementales problemas (un cable ethernet desenchufado, reinstalar el sistema operativo, activar la wifi del portátil, configurar el acceso vía un proxi, ...)

La mayoría de la gente maneja ordenadores sin saber cómo funcionan, de acuerdo, y esto les limita o genera problemas en temas clave como la seguridad.

Marc Scott acepta que lo mismo sucede con todo: manejamos coches de los que ya no podemos cambiar o arreglar las bujías (una de las cosas que yo sabía hace años).

Y también añado que ...
  • escribimos con tinta que no podemos producir, 
  • calzamos zapatos que no sabríamos hacer, 
  • nos vestimos pero muchos no seríamos capaces de remendar un calcetín (sin que se notara el cosido), 
  • comemos bichos que no sólo no sabemos cazar, sino ni siquiera matar, pelar, trocear,... 
Si cultivaramos un huerto para nuestras lechugas perderíamos unas cuantas antes de aprender a cultivar nuestros alimentos. Y cuando me imagino ordeñando una vaca, me sonrojo, simplemente, y no digo más.

La lista es larga. ¿Es diferente ahora con los ordenadores? ¿En qué es diferente?

El problema no son las anécdotas que cuenta Scott, por ejemplo si sabemos conectarnos con un proxy o proteger nuestro equipo de un virus. El problema (y el reto) es que vamos a vivir en un mundo gestionados por máquinas cuyo funcionamiento desconoceremos. Al menos la mayoría de nosotros. Pero el reto va más allá del peligro de un Gran Hermano.

Caminamos hacia la Singularidad (tecnológica) (2*): Viajaremos en aviones pilotados por ordenadores que no sabremos cómo funcionan ni por qué. De hecho los ordenadores que controlarán ese avión habrán sido diseñados por otros ordenadores más inteligentes que los propios humanos que los crearon.

¿Llegará un momento en que, rodeados de máquinas, no sepamos cómo controlarlas si alguna deja de responder exactamente como esperamos que lo haga?

Y éste es el gran problema de la Humanidad (o el gran reto). Algunos dicen que se producirá este mismo siglo. Y tengo miedo de llegar a vivirla.

...

Pero para no quedarse con mal sabor de boca, busque la gracia en esta foto aparecida hace 14 años en una revista mostrando al vicepresidente de una importante empresa francesa, tan moderno él utilizando su portátil. (La circunferencia roja no estaba en el original).












(1*)
Scott, Marc (2013). Kids Can't Use Computers... And This Is Why It Should Worry You. Coding 2 Learn, (29/7/2013).
http://www.coding2learn.org/blog/2013/07/29/kids-cant-use-computers/

(2*)
En estos tiempos en que no tenemos tiempo de leer, quizás el resumen más completo de la problemática  en relación a la Singularidad Tecnológica sea el que ofrece la Wikipedia. Aunque es de esos temas de los que vale la pena leer mucho más.
http://es.wikipedia.org/wiki/Singularidad_tecnológica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada