lunes, 2 de septiembre de 2013

Palabras e imágenes. Sobre su uso

¡Crisis económica! ¿Qué piensa cuando ve esta imagen? (deje de leer por un momento y escriba lo que piensa en un papel).



Es una imagen curiosa. Impacta. Y nos dice muchas cosas. Podríamos hablar sobre ella y sobre lo que nos sugiere. Este poder lo desaprovechamos cuando en nuestra docencia utilizamos las imágenes sólo para mostrar, describir, aclarar…

Su uso en las presentaciones multimedia pueden encontrarse cuando Jordi Adell nos habla de fluir y dejar fluir [2] o lo que tanto le hemos oído comentar de las presentaciones Zen.

Joan Ferrés nos ha repetido hasta la sociedad como podemos aprender a utilizarlas simplemente fijándonos en cómo lo hace la publicidad [3].

Podemos hablar de cómo los medios condicionan el mensaje (Marshall McLuhan) [4]. O pensar en utilizar el hemisferio derecho del cerebro. O pensar en la creatividad y Ken Robinson.


Pero, ¡volvamos a la foto de la crisis!

También podemos pensar en sus límites. Porque cuando Vd. escribió sus impresiones sobre el hombre de roca islandesa, primero nos pusimos de acuerdo en un tema: la crisis.

Luego le atribuyó un significado: quizás era un banquero, quizás un trabajador de la Banca, quizás un ciudadano corriente…

Después tomó partido: ¿a quién atribuye la crisis? ¿quiénes son los buenos y quiénes los malos?

Y tras alguna decisión más, Vd. vio claramente como esta estatua simbolizaba… (aquí puede añadir lo que escribió antes). ¿Se le ocurre cómo cambiaría lo que escribió si cambiase alguna de sus decisiones anteriores?

El lenguaje audiovisual, como el de las imágenes, es sugerente pero ambiguo; capaz de mover las personas, pero en direcciones opuestas. Quizás esto le permite generar tan fácilmente espacios de diálogo. Y es ahí, en ese diálogo, donde realmente se produce el aprendizaje, el importante, no recordar los nombres de las capitales de los países de mi continente (aunque también) sino los derechos, las esperanzas, los sentimientos, las limitaciones de la Humanidad.

Las imágenes y el audiovisual, más allá del ámbito cognitivo, nos permite desarrollar una Educación para el diálogo y la libertad. Aunque suponga recurrir a la pedagogía de la “jaula de grillos” [5].



[1]  Fotografía de Antonio Bartolomé distribuida bajo una licencia Creative Commons.

[2]  Adell, J. (2011). Fluir y hacer fluir: el secreto de las presentaciones. EDU&TEC (15/05/2011).
http://elbonia.cent.uji.es/jordi/2011/05/15/fluir-y-hacer-fluir-el-secreto-de-las-presentaciones/

[3]  Joan Ferrés ha desarrollado esta idea en varios textos, no disponibles en la red. Existe un libro publicado en Gustavo Gili del que he colocado el capítulo en que se presenta brevemente la esencia de la idea de esta entrada (la fuerza motivadora de la imagen o el vídeo).  El referencia del libro y el enlace desde donde descargar el capítulo son:
Ferrés, Joan y Bartolomé, Antonio R. (1991). El Vídeo: enseñar vídeo, enseñar con el vídeo. México: Gustavo Gili.
https://www.researchgate.net/publication/255997401_El_Vdeo_ensear_vdeo_ensear_con_el_vdeo?ev=prf_pub

Si desea profundizar en la idea de aprender de la publicidad, busque:
Ferrés, J. La publicidad, modelo para la enseñanza, Akal ediciones, Madrid, 1994.

[4]  Dada el general desconocimiento (manifestado en algunas críticas que oigo recientemente) y como alternativa a lo muchísimo escrito para entender el significado de la frase “el medio es el mensaje”, recomiendo esta presentación de Carla Fer sobre McLuhan y su pensamiento: clara, sencilla y precisa.
Fer, C. (2012). McLuhan, el medio es el mensaje. Prezi (18/09/2012).
http://prezi.com/g7xcesduh-mm/mcluhan-el-medio-es-el-mensaje/

[5]  Ver “La pedagogía de la ‘Casa de Locos’” en:
http://basiletic.blogspot.com.es/2013/03/la-pedagogia-de-la-casa-de-locos.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada