miércoles, 15 de enero de 2014

Peligro: caída peligrosa (barranco digital)

La brecha digital (en Inglés, the "digital divide") es un viejo tema recurrente, y que, ¿para qué engañarnos?, despierta en los corazoncitos occidentales una cierta mirada piadosa para con los pobladores de países más pobres. Pero, ¡atención!, un cartel nos avisa: ¡Caída peligrosa!. Me temo que el barranco digital se encuentra bajo los pies de los países más desarrollados.

No, no se trata de pensar en los "sin techo" ("homeless") o en los barrios marginales de nuestras grandes ciudades. En el lado "malo" de la brecha digital se pueden ver a esos jóvenes nuestros equipados de poderosos smartphones y tabletas, con banda ancha en su casa y consumo ilimitado que utilizan para …

  • conversaciones intrascendentes,
  • descargar música que escuchan, pero nunca "recrean"),
  • visionar películas o series,
  • adquirir trabajos académicos que presentarán más tarde sin más cambios que introducir su nombre,
  • incluso adquirir un billete de avión o reservar un hotel aunque rara vez aportarán una opinión.


En el otro lado de la brecha es posible ver a jóvenes que ...

  • crean sus blogs y, a pesar de la opinión de José Pablo Feinmann, y escriben en ellos lo que piensan, con sus palabras, limitadas o geniales,
  • tratan de transformar la sociedad a través de las redes sociales,
  • contribuyen a desarrollar nuevas líneas de código,
  • aportan sus imágenes, generadas por ellos o transformadas a partir de otras.


Este comentario no pretende "moralizar" sobre el uso de la red sino constatar que la diferencia más importante no está tan relacionada con la tecnología como con el uso que se hace de ella. Se resume en el siguiente párrafo extraido de un libro reciente:

"Como resultado, mientras para algunos la brecha digital divide a la humanidad entre alfabetizados audiovisuales y digitales por un lado, y el resto por otro, creemos que también es posible comenzar a ver una brecha entre los consumidores audiovisuales, generalmente pasivos, receptores de información y devoradores de entretenimiento, y los usuarios digitales, generalmente participativos, cogeneradores de información, miembros activos de la red". [*]


[*] Bartolomé, A. (2013). Conocimiento y aprendizaje en la revolución tecnológica. En J.L. Medina y B. Jarauta (Coords.) Enseñanza y aprendizaje en la Educación Superior. Madrid: Editorial Síntesis, pp. 161-190.

Gráfico obtenido a partir de una imagen de Ashitaka San, distribuida bajo una licencia CC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada