sábado, 6 de septiembre de 2014

Lo importante no son las preguntas

En otra entrada explicaba (1*):

  • En el siglo XIX el profesor le decía al alumno cuáles eran las preguntas, y cuáles eran respuestas que debía memorizar. El alumno debía aprender a repetir esas respuestas.
  • En el siglo XX el profesor le planteaba al alumno las preguntas y el alumno debía buscar las respuestas, por ejemplo en la Red (recordar las Webquests).
  • En el siglo XXI es el alumno el que debe encontrar las preguntas relevantes en una situación determinada.


Pero lo importante no son las preguntas… ni las respuestas.

Por ejemplo, en el siglo XIX se asume que hay UNA respuesta que es la más CORRECTA. El profesor sabe cuál es y ésa respuesta es la que hay que memorizar.

En el siglo XX se asume que puede haber VARIAS respuestas CORRECTAS y, posiblemente, diferentes alumnos aporten diferentes respuestas.

En el siglo XXI hay que asumir que hay respuestas que, aunque correctas, son IRRELEVANTES para el alumno. Y quizás diferentes alumnos se plantean diferentes preguntas. Porque ahora lo importante es que hay MUCHAS PREGUNTAS, diferentes para cada persona o situación.


En efecto, lo importante no son las preguntas ni las respuestas. Lo importante es QUIÉN tiene la AUTORIDAD, quién toma las decisiones sobre qué respuestas y qué preguntas son las correctas.

Los cambios en el concepto de “autoridad” están vinculados a la Sociedad en Red y afecta a otros muchos aspectos de la vida (2*).

Por ejemplo, el “currículum a la carta” o “personalizado”. En el siglo XX, aunque los alumnos construían las respuestas, todos trabajaban sobre las mismas preguntas, es decir, hay un programa único y común para todos los alumnos de la clase. Aunque ya sabemos que en realidad existían otros “currículums ocultos”. Y esos eran diferentes. Pero no “oficiales”.

Ya ve, al final lo importante no son las preguntas… sino las personas. ¡Tanto camino para llegar aquí!



(1*)
http://basiletic.blogspot.com.es/2014/08/preguntas-y-respuestas-en-el-siglo-xxi.html

(2)
Cómo se entiende la autoridad es uno de los grandes interrogantes que se plantea a los educadores en la Sociedad del conocimiento. Para ver este tema más amplio:
Bartolomé, A. y Grané, M. (2013). Interrogantes educativos desde la sociedad del conocimiento. Aloma. Revista de Psicologia, Ciències de l’Educació i de l’Esport, 31 (1), pp.73-82.
http://www.revistaaloma.net/index.php/aloma/article/view/173/115

IMAGEN:
En 1941 John Ford dirigió “Qué verde era mi valle” (How Green Was My Valley). En este fotograma podemos ver un método habitual (en otros tiempos) para consolidar la autoridad del maestro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada