domingo, 18 de octubre de 2015

Diez ejemplos de uso del vídeo en cursos en línea

Hace 17 años incluir vídeo en un curso en línea era  complicado. Hoy el ancho de banda ha aumentado de tal modo que el vídeo se ha convertido en el rey del elearning. En próximos años seguramente nos pasaremos a mundos virtuales pero entretanto, ¿cómo utilizar el vídeo en un curso en línea?

Phil Vicent acaba de publicar 10 sugerencias que mi experiencia me lleva a considerar bastante acertadas (1*). No son las únicas pero es un buen comienzo. Para quien no se desenvuelva con el Inglés, le incluyo aquí las 10 sugerencias, pero a poco que pueda le sugiero acudir al original donde además ha incluido algunos ejemplos.

De todos modos me he permitido añadir mis comentarios (indicados con una C). Por supuesto, Vd. puede añadir sus propios comentarios.


1
Grabar contenido para un curso en línea o invertido.

C: Bueno, aquí se refiere a grabar a un docente explicando un tema, quizás ilustrándolo con esquemas o diapositivas. No es una gran idea. Se sigue pensando que aprender es escuchar a alguien. Prefiero que esos materiales estén disponibles en abierto en la red, y permitir al estudiante buscarlos (y al tiempo desarrollar sus competencias para buscar, valorar e interpretar nueva información). El ejemplo que incluye dura 15 minutos y parece una buena duración.


2
Grabar una entrevista.

C: Utilizar un género televisivo es siempre una buena opción. Existen muchos programas con entrevistas que pueden ser muy útiles. Y por supuesto, mejor que escuchar a alguien hablar continuamente es escuchar como lo hace respondiendo a unas preguntas. No olvidar un buen guión de la entrevista que la haga amena. Vincent no incluye ejemplos. Sugiero el programa Redes (utilizar fragmentos de entrevistas) o esta a Isaac Asimov (¡antes de que existiera la Web!):
https://www.youtube.com/watch?v=oIUo51qXuPQ


3
Una introducción a un curso a un tópico.

C: Incluye un ejemplo. Este modelo es ampliamente utilizado, aunque muchas veces limitado a un busto parlante. Mejor incluyendo esquemas y proporcionándole algo de estructuración. El ejemplo dura 3 minutos y medio lo que me parece una buena duración: más de 2 y menos de 5.


4
Demostrar una herramienta, una técnica, un proceso o el funcionamiento de un programa.

C: También muy utilizado en la red. Los ejemplos de uso de programas o procesos en computadores o tabletas son frecuentes mediante capturas de pantalla. Las dos cosas que más odio es que no se editen y nos hagan perder tiempo reproduciendo todo en tiempo real, y que utilicen una voz automática para ahorrarse la grabación de audio. Las recetas de cocina suelen ser un buen ejemplo aunque también hay otros muchos.


5
Grabar una clase para una revisión.

C: De este uso que propone, lo más importante es la segunda parte: “para una revisión”. Una clase grabada en vídeo difícilmente equivale a una clase “en vivo”. De hecho, las “clases” o “lecturas” tienen su mayor atractivo en dos elementos:
- La inmediatez que permite adaptar el proceso al grupo que participa.
- La introducción de elementos emocionales.
Grabar una clase anula el primero y rara vez permite el segundo (en especial en los “bustos parlantes”). Por ello muchas veces es mejor hacer un webinar, aunque éste quede grabado para una revisión posterior.


6
Capturar una grabación de imagen real y presentación de diapositivas tipo PowerPoint. Para ello utilizar un chromakey (o pantalla verde o azul).

C: Bueno, es una técnica a utilizar en algunos de los modos anteriores. No es un nuevo modo de uso. Esta técnica se ha mostrado muy eficiente según investigó Guo (2*).


7
Crear una microlección

C: Es un formato muy especifico. Y recomiendo leer la explicación publicada en Educause (3*). Me parece una opción muy adecuada para ser utilizada sistemáticamente en un curso, complementado el diseño general del curso.


8
Grabar las guías de evaluación

C: Supongo que a alguno le puede parecer un uso menor. Sin embargo mi experiencia me dice que es muy práctico. En primer lugar los estudiantes lo ven con un gran interés por razones obvias. Pero al mismo tiempo les está explicando con precisión qué se espera de ellos y por tanto los objetivos de aprendizaje, algo a lo que raramente prestan atención… tanto profesores como alumnos.
En segundo lugar ayuda al profesor a ser consciente de qué les está demandando y por tanto ayuda a mejorar su propio diseño.
Daniel Mackley  escribió hace un año una interesante entrada sobre el tema (4*).

9
Presentar un texto o un artículo o una lectura

C: Una actividad sencilla, fácil de realizar (basta un busto parlante) y que ayuda a los estudiantes a orientar mejor su lectura. Claro, debe conseguir que lean lo que hoy no es fácil ☺


10
Grabar la devolución de la evolución de un módulo.

C: Personalmente creo que esto funciona mejor en un entorno interactivo, tipo videoconferencia o webinar.


Hay otras formas de utilizar las grabaciones de vídeo. Y sobre todo, hay muchas otras formas de utilizar el vídeo:

  • Interactuando en videoconferencias individuales o en pequeño grupo
  • Permitiendo la participación en grupos medianos, en webinar
  • Siendo los propios alumnos los que aporten sus vídeos.


Y siempre recurriendo al maravilloso, inabarcable y genial archivo público y gratuito que es la Web.




(1*)
10 Ways to Use Video in Your Teaching
PHIL VINCENT · Technology Enhanced Learning. OCTOBER 16, 2015

 (2*)
Guo, Ph., Kim, J. & Riubin, R. (2014). How Video Production Affects Student Engagement: An Empirical Study of MOOC Videos. En ACM Conference on Learning at Scale, Atlanta (Georgia), US, 4-5 marzo 2014.
Ver un resumen en:


(3*)
THINGS YOU SHOULD KNOW ABOUT...MICROLECTURES

(4*)
Assessment Guidelines: Videos for Students
BY DANIEL MACKLEY · Technology Enhanced Learning. SEPTEMBER 29, 2014



IMAGEN
Jsawkins: Camera operator setting up the video camera.
Distribuida bajo licencia CC. Algunos derechos reservados.


3 comentarios:

  1. Falta una: que los estudiantes hagan el vídeo (cualquiera de los anteriores) :-D

    ResponderEliminar