miércoles, 18 de mayo de 2016

Seguros o inseguros. Confiados o recelosos

Llegar a subir a un avión es un suplicio.  Aparatos electrónicos y tarros de belleza, cinturones o botas, bebidas o comidas no suficientemente sólidas que se arrojan a un cubo… Cruzamos los controles sujetándonos con una mano los pantalones o andando de puntillas sobre un pavimento de dudosa higiene, quizás con bolsas de plástico de más dudosa salubridad.  Nos escanean, manosean, revisan, auscultan… Y al final parece que no buscan tanto la seguridad como que nos creamos que viajamos seguros.

Padres y madres, policías y profesores y profesoras: todos vigilando que nuestros peques no accedan a según qué películas, canales de televisión, páginas en la red,… o participen en redes sociales, utilicen el teléfono… A juzgar por las noticias, las escuelas hoy son un antro de terror en el que los niños y las niñas más prudentes son atacados, humillados y hundidos en la miseria por sus compañeros. ¿Y la red? Caminar por una calle desierta y oscura sólo por el peor barrio de una ciudad portuaria no podría ser peor. Pero ¿estamos hablando de realidades o de imaginarios creados?


Al pasear por una calle observamos las casas dotadas de sistemas de alarmas, perros vigilantes, cámaras de observación… ¿son los barrios más inseguros? ¿Qué piensan de la delincuencia en un barrio marginal o en un barrio residencial?

El proyecto Margin trata de analizar la diferencia entre ambos conceptos: la seguridad y la sensación de inseguridad. Y qué nos hace afrontar una y otra con diferentes criterios.
https://www.facebook.com/Margin-project-816314545152762
(página en Inglés)

_____________________________________________
IMAGEN:
Tomada como cita de la página en Facebook del proyecto Margin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada