domingo, 28 de agosto de 2016

El mito de las TIC y su uso en las escuelas

Todo el mundo habla de las TIC, de alfabetización digital, y de todo eso. Los gobiernos invierten grandes sumas en colocar pizarras digitales, ordenadores o tabletas en las aulas. Cada día podemos leer nuevas experiencias maravillosas sobre usos geniales de la tecnología para educar. Y nuestro vocabulario se enriquece con nuevos y sugerentes términos como gamificación, adaptativo, realidad aumentada, aprendizaje móvil, etc. etc. etc.

¿Pero hay algo de verdad en todo eso? ¿Qué está pasando en las aulas?

Ludwig van Boekhuizen, de AdvancED Research, ha publicado un informe de investigación devastador (1*). El informe se basa en 142.606 observaciones, cada una de una duración mínima de 20 minutos, realizadas por observadores entrenados, en escuelas con niños entre 6 y 12 años, en 12 países, incluyendo Estados Unidos (2*).

Como el estudio está en Inglés, voy a resumir los resultados: En más de la mitad de las aulas no hubo evidencias de que los alumnos utilizaran tecnologías para trabajar con la información.  Los resultados son peores si hablamos de investigar o crear: sólo en 1 de cada 3 aulas se observó al menos alguna evidencia de ese uso.

Estos son los datos.

Utiliza herramientas digitales o tecnologías para buscar, evaluar o utilizar información para el aprendizaje

Valoración
n
%
No se observa
75.088
52,7
Se observa de alguna forma
16.140
11,3
Se muestra evidente
22.614
15,9
Es muy evidente
28.743
20,2
Total
142.606
100,0

Utiliza herramientas digitales o tecnologías para investigar, resolver problemas y/o crear trabajos originales para el aprendizaje

Valoración
n
%
No se observa
90.241
63,3
Se observa de alguna forma
12.531
8,8
Se muestra evidente
16.993
11,9
Es muy evidente
22.821
16,0
Total
142.586
100,0

Utiliza herramientas digitales o tecnologías para comunicarse y trabajar de modo colaborativo para aprender

Valoración
n
%
No se observa
92.190
64,6
Se observa de alguna forma
13.672
9,6
Se muestra evidente
16.916
11,9
Es muy evidente
19.807
13,9
Total
142.585
100,0

Así que cuando oiga sorprendido que los alumnos digitales utilizan las tecnologías para jugar y no para estudiar, no se sorprenda: es lo que ven en la escuela.

Y es que, digan lo que digan los informes gubernamentales, es lo que tienen los mitos y los sueños, que los “sueños, sueños son”.



(1*)
A pesar de que carece de fecha de publicación, no ha sido publicado por ninguna revista (es una publicación de la misma empresa que lo ha hecho) y faltan datos de cómo se ha hecho, algunos datos que incluyen permiten darle un elevado nivel de credibilidad. Asumiendo que el estudio es de este año, podemos citarlo como:
Broekhuizen, L. (2016). The Paradox of Classroom Technology: Despite Proliferation and Access, Students Not Using Technology for Learning. AdvancED Research.
http://www.advanc-ed.org/sites/default/files/AdvancED_eleot_Classroom_Tech_Report.pdf

(2*)
Se trata de la aplicación de un instrumento de valoración de entornos de aprendizaje que analiza múltiples aspectos del aprendizaje y de las actividades en el aula (30 ítems) entre ellos, algunos relacionados con el uso de tecnologías, y que son a los que se refiere este estudio.
En cada ítem se valora si es muy evidente, evidente, algo evidente o no observado.
El instrumento de análisis se denomina “Effective Learning Environments Observation Tool (ELEOT)”. Se trata de una empresa de investigación educativa y no una institución, no es abierta e incluye pagos por suscripción.
Información sobre esta herramienta en:
https://www.advanc-ed.org/eproveeleot/

Y puede encontrar resultados completos del año 2012 en:
http://www.advanc-ed.org/sites/default/files/mobile_apps/eleot/eleot_wp.pdf



IMAGEN
CeDec: Explicando para toda la clase.
https://www.flickr.com/photos/70768379@N05/7094131665
Distribuida bajo licencia CC




5 comentarios:

  1. No sorprende. Siempre en mi caso ha sido difícil para quienes están acostumbrados a lo tradicional y que el de juego de libre disposición es un enemigo durante las horas de clase. Sino se tiene un software de control de la actividad y aun así también.
    Luchar contra el deseo hedonista del juego de los niños sin normas estrictas de inmersión en donde la actividad de clase se desplaza por dichos juegos hedonistas al 100.

    ResponderEliminar
  2. En la entrada no añadí un análisis importante. Las observaciones se refieren a un uso de las TIC determinado (buscar información, crear, colaborar,comunicarse...). Es decir, no se trata de que no utilicen las TIC sino que no las utilizan para eso. Quiero decir que posiblemente lo más triste no es que no utilicen las TIC sino que en clase posiblemente no buscan información, no crean, no colaboran, no se comunican...
    Alternativamente, es posible que en algunos casos utilicen las TIC para ayudar a la explicación del profesor, para aprender mecanografía o hacer un ejercicio repetitivo de cálculo.
    En todo caso, son cifras, sólo cifras, pero ahí están para ayudar a reflexionar.

    ResponderEliminar
  3. Manuel Cebrián de la Serna30 de agosto de 2016, 10:31

    Resulta también sorprendente que este "proceso de digitalización" de los procesos se produce con más naturalidad fuera que dentro de las aulas (comunicación de las familias por redes, compras en el super, hoteles, billetes de avión... por internet, uso de tablet por el camarero/a, personas mayores enganchadas al facebook, el taxista que navega con mapa google...no sigo, no hace falta).

    ResponderEliminar
  4. El uso de las TIC, no solo puede estar orientado a un mero uso didáctico o pedagógico, también tiene que expandirse a los aspectos lúdicos culturales del aprendizaje, que tampoco estén únicamente implementadas hacia procesos curriculares que respondan a los contenidos oficiales de un programa de estudios, tienen que planificarse hacia el desarrollo de proyectos integradores derivados de situaciones reales y concretos de la realidad cotidiana, saberes y experiencias sociales y comunitarias, dejar de pensar las TIC, como meras herramientas tecnológicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Héctor, Manuel y Roberto por sus adecuados comentarios que complementan un tema que es complejo y rico.

      Eliminar