jueves, 12 de enero de 2017

El descubrimiento que cambió el mundo

Todo el mundo habla de la Web, del Internet de las cosas o de la realidad aumentada. Pero Dan Bricklin, en 1979 creó un programa que cambiaría nuestras vidas: VisiCalc, la primera hoja de cálculo, básicamente la misma que el Excel que utilizamos o la spreadsheet de Google Drive.

Bricklin explica como sucedió: es una emocionante y divertida charla (TED). Como el huevo de Colón, ahora puede parecer fácil pero, por ejemplo, dividir el espacio en una parrilla e identificar las celdas por su fila y columna no fue trivial. Ni conseguir que conocieran y comprendieran las posibilidades de esa aplicación. Aunque le recompensó que Steve Jobs respondiera a un periodista: 
“Si VisiCalc hubiese sido escrito para otro ordenador, Vd. no me estaría entrevistando en este momento” (referido al Apple II).

Brincklin explica cómo creó VisiCalc para poder resolver los problemas que se planteaban en clase cuando era estudiante en Harvard. Pero lo mejor es su última frase, ya después de los aplausos:
“Esperad. Esto también sirve como un recordatorio de que tu también puedes tomar tus conocimientos, destrezas y necesidades para encontrar y resolver los problemas fundamentales, y así cambiar el mundo. Gracias”.





VIDEO
Dan Bricklin: Meet the inventor of the electronic spreadsheet. Nov. 2016.
http://www.ted.com/talks/dan_bricklin_meet_the_inventor_of_the_electronic_spreadsheet


IMÁGENES
Tomadas del video de la conferencia:

Fotograma 1: Dan Bricklin durante la conferencia.
Fotograma 2: Placa colocada en el aula de Harvard donde Bricklin seguía el curso que le llevó a desarrollar VisiCalc.


NOTA
La primera versión completa de VisiCalc se completó el 19 de Octubre de 1979
Fotograma 3: Apunte del diario de Dan Bricklin.



Pon una barrera a las miradas ignorantes

¿No estás harto de escuchar a tanto ignorante adoctrinar sobre el peligro del uso de móviles, sobre el individualismo, sobre la gente que no se comunica absorbida por la tecnología? O quizás te los crees. Cuando miras esta foto, ¿qué ves?


Si ves a un grupo de personas aisladas por la tecnología, que no se comunican con el que tienen al lado, o si, como el autor de la foto, crees ver a un grupo de zombis, entonces, por favor, lee lo que sigue.

¿Qué están haciendo estos chicos? ¿Aislarse?

No lo sabemos, quizás se dejan absorber por un videojuego de marcianos o chatean tonterías. Pero también, quizás, …

  • Quizás el del chaleco está leyendo un mensaje de su tutor con unas recomendaciones urgentes, o quizás lee un correo de su hermano que colabora como voluntario en un campo de refugiados de Palestina.
  • Quizás el de la izquierda está hablando con su madre que, a 2000 Km. de distancia, le pregunta todas esas cosas que preguntan las madres cuando están a 2000 Km. de distancia.
  • Quizás el de la tableta repasa los temas para el examen que tiene dentro de un momento.
  • Quizás la chica del fondo se ha apartado para poder consolar por el whatsApp a una amiga que ha sufrido una decepción, y entre todos los del grupo le piden que no se aísle, que no se esconda, que quieren hablar con ella, y salir, y divertirse, porque lo que le sucedió no tiene importancia si tiene amigos y amigas.
  • Quizás…


  • Quizás leen información importante o quizás sólo divertida.
  • Quizás se comunican con la familia, o con amigos y amigas, o con simples colegas, o con profesores/as, …
  • Quizás se entretienen o quizás estudian o quizás aprenden a pesar de tantos maestros que han tratado de quitarles esa herramienta fundamental para su desarrollo personal.


No sabemos lo que hacen, pero no son zombis. Yo sí que he visto a los zombis.

  • He visto a alumnos memorizando como zombis lecciones impuestas sobre temas que les son ajenos.
  • He visto chicos y chicas encandilados ante la televisión.
  • He visto a niños caminar como zombis junto a sus padres.
  • He visto a muchos zombis que no podían disponer de un móvil que les permitiera liberarse y abrirse al mundo, a los otros, a la vida.

Por eso, ante esa foto, nunca actúes como un ignorante, prejuzgando lo que no sabes, presuponiendo lo que crees que ellos son sin saber ni siquiera lo que hacen. Y si alguien a tu lado, hace un comentario propio de ignorantes doctrinarios, interrúmpele y, amablemente, pídele que deje a los jóvenes crecer y desarrollarse en este mundo que, si algo tiene de peor, no son las tecnologías que nos ayudan a comunicarnos sino los muros y fronteras y lo impiden.

Lo necesitamos. ¡Pon una barrera a las miradas ignorantes!



IMAGEN: Ccmsharma2: Smartphone Zombies who are staring at their smartphones while walking. Distribuida bajo licencia CC BY-SA 4.0